British things: el café, Londres y yo

En España somos bien cafeteros, el cafecito del desayuno y el de después de comer son un ritual inmodificable para muchos. Es el momento de relax, el que te ayuda a despertar y a hacer la digestión, el indicador de que toca empezar una nueva etapa (salir de casa, ir a trabajar, al cine...), el momento. Tomarte un café es como tomar una bocanada de aire profundo.

Yo soy de las que toma cortados porque en realidad ni la leche y ni el café me gustan. Sí como os lo digo, no me gustan, por eso tomo cortados porque son el equilibrio perfecto entre ambos. Eso sí, yo los cortados me los tomo siempre en los bares, ¡ay! los bares como me gustan. Es que en casa nunca consigo ese equilibrio perfecto entre leche y café.

Situados en el gusto español por el café, uno llega a UK con sus historias, huyendo de la crisis, un desamor, en busca de aventura, siguiendo a la persona amada, como expatriado, cada uno por lo suyo. Entre que te ubicas y no, ese primer encuentro con el café a la inglesa fuera de casa puede llegar el primer día o al primer mes. Pero no será en un bar, no, no. Aquí los bares como nosotros los entendemos no existen o escasean, vaya a ser que tenga un aluvión de "pero cómo que no existen los bares, pues yo conozco un montón" (vaya ojalá tuviera ese aluvión de visitas).

Pues eso que aquí tienes o bien los pubs, sitios más o menos agradables, con escasa luz, su olor peculiar a madera y cerveza con un toque de hamburguesa. O las cafeterías donde venden tartas con toneladas de azúcar y mantequilla y cafés, pero no alcohol, está prohibido, así que para los amantes del carajillo la cosa está fatal. Ah, y hay muchos sitios de comida donde ni tan siquiera tienen café. Y los más atrevidos pueden tomarse un café en una "den" cuya traducción es madriguera, guarida, cuchitril, estudio o despacho. Ahí lo dejo.

Sitios donde pedir un café en Londres
Para tomarse un café siga hasta la "den"

Dicho esto paso a narraros mis intentos de degustación del café inglés.
 

Primer intento

 
Unos días después de mi llegada a Brighton. Entramos en una cafetería. Y me acerco a la barra a pedir mi primer café.
 
- How can I help you?
- (¿Hablando español?). Mmmm (¿mierda como se dirá cortado en inglés? porque narices no acepto que ya no estoy en casa y que aquí tengo que hacer los deberes antes de ir a cualquier sitio y prepararme un discurso con traductor en mano antes de hacer nada). Coffee with milk. Yes, coffee and milk.
- Ok caffe latte (ves por no hacer los deberes, no se dice coffee with milk, es caffe late, me la apunto). 2.60 pounds please.
- Pero what??!!! (me acaba de decir 2.60, ¿qué le he pedido yo a esta mujer pa que me meta ese sablazo?).
 
En fin pagué y esperé impaciente a que me trajera mi cortado, hacía tantos días que no me tomaba uno, ¡¡¡que ganas!!!
 
Cuando me dio el "cortado", madre mía que disgunto me llevé, y que cara de desilusión la mía. Era como si al levantarte el día 6 de enero con toda la ilusión para ver si los Reyes te han traído la ansiada bicicleta y te encontraras un saco de carbón.

Lo que me traía la buena muchacha era un enorme vaso ¡¡¡con medio litro de leche con café!!! No lloré porque me dio vergüenza. Aquello era un vasazo de leche, que digo vasazo, aquello era una jarra de leche manchada con café. Que horror. Que conste que le di un sorbo, pero no pude, too much leche, así que mi ilusión y mis casi 3 pounds a la basura.

 

Segundo intento

 
Esta vez en una cafetería de esas de cadena, que por aquí son las que más abundan: Starbucks, Costa, Nero. No recuerdo cuál fue. Entré y no me puse en la cola, vaya a ser que me tocara y me pillaran desprevenida. Primero quería analizar la carta junto con Papacorbata. Después de valorar la carta decidimos que lo mejor era pedir un macchiato.
 
Me sentía optimista, iba a coronar la cumbre del café, esta vez iba a acertar. Pedí mi macchiato con cara de corderito degollado, para que me lo hicieran con mucho amor. Pagamos. Me dieron el macchiato y respiré porque el vaso era pequeño, la cosa iba bien, se me escapó una sonrisa de esperanza. Le puse el azúcar, dos sobres, me gusta dulce, removí y me llevé delicadamente la taza a la boca... ¡¡¡Arggggg!!! ¿¿¿pero por favor qué es esto??? Casi le escupí el macchiato en la cara a Papacorbata. Aquello era café puro con una mancha de leche. Con un cabreo de ni te cuento nos fuimos de la cafertería, y ya estuve girada media tarde, y encima con sueño.

 

Tercer intento

 
Papacorbata me sugirió que probara a pedir un espresso with milk. Me pareció buena idea, así que me decidí, total a la tercera va la vencida ¿o no? A la cafetería se ha dicho.
 
Entré como si fuese un toro, la cabeza echada para delante, manos en la cintura y arrastarndo un pie.
 
- Hello. How can I help you?
- I want an espresso with milk. (Mi manera de pedir las cosas era y es 3 años después un poco unpolite, pero es que no consigo acostumbrarme a eso de florear las frases con excuse me, sorries y may I).
1 shot or 2 shots?
- What?
- 1 shot and 2 shots?!
- What??
- 1 shot and 2 shots?!!
- Que te entendí a la segunda, en realidad a la primera, pero lo que no entiendo es ¿por qué narices quieres disparar al café??? Esto es lo que me habría gustado gritarle en cambio puse cara de circunstancias y le pregunté: What's the difference?
- (Me miro con cara de esta de dónde ha salido). One shot is lighter and 2 is stronger.
- Anda ponme 2 shots that I need it.
 
La misma rutina, espero, pago, miro el café. Aquí no hizo falta mirar mucho, porque no había casi nada que ver, el café estaba tan al fondo de la taza que ni se veía, el pobre se habría escondido acojonado por lo de los two shots que le metieron. Total que el expreso es tan expreso que ni se veía, la proporción con la leche no estaba mal, sólo que juntos no daban ni para un sorbo, y era strong, vaya que sí. Tampoco me gustó. Era como masticar granos de café mientras tragas leche.

 

Moraleja

 
No malgastes tu tiempo probando cafés y tirando tu dinero, si estás en el país del té, pues a tomar té que al no tener gustos preconcebidos, no hará daño a tu paladar.

 
 
Ahora hablando en serio en este país si bien el té tiene un papel importante en la cultura, toman café por litros, les encanta, de hecho es normal ver a la gente por la calle con vasos de medio litro de café o con termos que van bebiendo como si fuera agua.

Comentarios

  1. Jajaja... Me he reído mucho con tus aventuras cafeteras, aunque imagino que tú no viste entonces el lado cómico. A mí me encanta el té. El café también me gusta, pero lo tomo menos. De hecho, en las cafeterías por regla general el café me parece demasiado fuerte y suelo optar por el descafeinado de sobre. Ahora, suéltame en Italia, que voy pidiendo capuccinos por todas partes... Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy si en el momento no me hizo ninguna gracia, pero después lo recuerdas y te ríes de la situación y de ti misma, de pensar que vaya revoltijo de emociones se me generaban en torno al café. Hay múltiples pequeñas batallas a ganar en el proceso de adaptarte a vivir en un país nuevo. Y cuando ya estan superadas te ríes, porque recordadas individualmente son "ridículas", aunque en el momento y no lo fueran. Un saludo

      Eliminar
  2. ¡Un verdadero problem!! , vaya peripecias para no dar con el cortado ,pero es que no saben estos .
    Para eso, mejor entonces darse al té,jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjaja si para mí era un súper problema, ahora es una anécdota. Y si me he dado al té.

      Eliminar
  3. Jajajaja, que risa con lo de los disparos!! La próxima pídete el espreso con milk pero con un disparo nada más, a ver si así la cosa mejora! Y si con eso ya no aciertas no te queda más remedio que pasarte al té! Kisses!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que probar con un solo disparo a ver que tal, jajajaja. Un saludo.

      Eliminar
  4. Jaja En Moscú también se suele tomar el café aguado. Y sí, mejor pasarse al té, negro y con leche. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿¿También??? JAjaj yo pensaba que sólo eran los ingleses y estadounidenses que lo preparaban así.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog