Ay, Pedroche, como la lías.

"El día que tenga hijos los querré pero no tanto como a mi marido." dice la Pedroche, una chica de la tele. Automáticamente las redes sociales arden, todo el mundo comenta, todos opinan, se abren debates...    

Por curiosidad me da por buscar en su Instagram y leo que le hacen comentarios tipo: eres basura, lerda analfabeta, en mi humilde opinión podrías reflexionar sobre ello, me avergüenzas como mujer... Madre mía pobre chiquilla la que le ha caído. Yo no sé si ha sido un acto consciente o inconsciente, pero ha tocado el tema con más gancho en las redes: la maternidad. No hay nada que suscite tanta polémica como este tema y si encima tocas un tema tabú como es el amor materno-filial, pues ya tienes el aquelarre de brujas en marcha. Si hubiese dicho "detengan la evacuación de refugiados sirios" no se habría abierto un solo debate.   

Me aterra en lo que se están convirtiendo las redes sociales, en esa facilidad para la crítica por la crítica, los "humildes" consejos a desconocidos, el odio, la falta de respeto, la negatividad, el insulto, la agresión, el maltrato... Parece que con un teclado en mano somos capaces de dar rienda suelta a todas nuestras perversiones. Me viene a la mente esa muletilla del peleón/a de turno ¿por qué no me lo dices a la cara, eh? Creo que sería infinitamente mejor y más productivo si en vez de lincharnos pública (por ser hecha en redes sociales) y anónimamente (por eso de escondernos tras un perfil, o porque con un perfil real atacamos a quien no conocemos, hacer la misma crítica en persona a la vecina del cuarto no parece tan divertido), apoyáramos nuestra capacidad para decidir, para opinar, para romper tabús, para expresarse libremente, para desarrollarse, para ser en libertad...

 
Odio la intransigencia de quienes se creen con derecho a opiniar de otros con tal descaro y de una manera tan bajuna. "Me avengüenzas como mujer." ¿de verdad? A mí sólo me enorgullece que una mujer pueda decir lo que piensa con total libertad sobre algo que le compete sólo a ella, que no agrede a nadie y no es lo que se espera socialmente.

No quiero tampoco que se entienda que no tenemos derecho a opinar, claro que sí, sólo que estaría bien hacerlo con respeto, elegancia y a poder ser con argumentos.  

 
 

Comentarios

  1. No me gusta el insulto, ni aûn mereceriendolo. Creo Què cuando se recurre al insulto Es porque no se Tienen argumentos vàlidos Què dar. Se le podía poner : "Eso lo dices porque no tienes hijos todavía, cuando Los tengas,entonces ya veremos" , de cualquier manera la gente no respeta, Què haya otras Què no deseen por ejemplo tener hijos.
    Yo de lo Què estoy harta Es Què la tele estè llena de gente Què no sabe ni hilar una frase completa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no veo la tele jajaj sólo netflix, así que no sé que se cuece. Sólo he visto en las redes sociales el lío que se ha armado y me ha parecido muy fuera de lugar esos ataques tan crueles que comp dices con argumentos no hacen falta. Además me parece más relevante "discutir" sobre política, economía, educación que sobre el conentario de una chica de la tele. Un saludo Seoane

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog