Conducir en Doha

Antes de venir a vivir a Qatar consulté varias páginas online, en todas ellas siempre se hacia referencia a la conducción en el país como un deporte de alto riesgo al cual se referían como: hay muchos accidentes, es una locura, no saben conducir, es todo un reto, peligroso, no se recomienda el uso de coches pequeños, aterrador... Toda esta información acompañada de otra como la casi inexistencia de transporte público, el que no se puede caminar por las calles y que el coche es imprescindible, me pintaron un panorama que como mínimo me asustaba un poco.
  
Los primeros 10 días me desplacé en taxi o en el coche de Papacorbata, que sólo conduje una vez y de noche. Yo no entendía porque todo el mundo decía que era tan peligroso conducir en Qatar. Tengo que decir que años atrás siendo yo una post-adolescente me fui de viaje a la India y lo siento mucho por las personas indias, pero ahí entré en contacto con la "pureza" en cuanto a mala conducción se refiere, allí no se conduce mal, allí se hacen rallies callejeros, o se hacían que a lo mejor con los años la cosa ha cambiado, no existen carriles en una dirección o otra, ni pasos de peatones, cada uno conduce por donde le da la gana y gira cuando quiere, no hay normas en cuanto a la cantidad de gente que puede caber en un vehículo.... Estoy segura que para los lugareños hay algún tipo de orden en lo que a mi me pareció el caos más absoluto. Ese tipo de conducción era el que esperaba por los comentarios que leía, así que al llegar a Doha y ver que todos los coches conducían en la misma dirección y dentro del carril, no me pareció que la cosa fuera tan grave como decían.
 
Llegó el día en que tuve mi pequeño buggy, contra todo consejo me cogí el coche más barato del mercado, que yo soy así, que no me gusta gastar dinero en coches. Y salí a las carreteras.

 
Primer día 8 pitadas aproximadamente, 4 luces largas, intento desesperado por hacer coincidir lo que reflejaba el GPS con la realidad de la carretera, niños aburridos y chillones en el asiento de atrás, saltarse el giro 40 veces... Llegué a casa destrozada, nerviosa, enfadada, con la adrenalina a mil. Segundo día igual, tercero, cuarto, quinto... Me llegué a sentir como una víctima de buying, sólo que en la carretera en vez del cole.
 
¿Por qué me pitaban y metían las largas por detrás? Por razones varias entre las que más domina es la de "no tengo ni idea de porque me está pitando", hasta porque he dejado demasiada distancia con el coche de delante (cuando a mi manera de ver estaba demasiado cerca), por no incorporarme a una rotonda cuando venían coches, por tardar dos milésimas de segundo en arrancar cuando el semáforo se pone en verde... Razones varias.

Pasados más de tres meses de nuestra llegada el otro día me di cuenta de que ya casi no me pitan, lo que no sé si me debería poner en alerta sobre mi manera de conducir...
 

Características del tráfico en Catar

 
Existe un auténtico acoso a los conductores responsable. No sé cuál es la explicación, si un exceso de adrenalina, el cansancio por tanto tráfico, el aburrimiento... Lo que si sé es que no son las prisas, porque uno después va a cualquier sitio y todo va híper despacio, nadie se afana en darse prisa.

Una falta absoluta de empatía hacia el resto de conductores. Si un coche está en el carril de la izquierda y quiere girar por el de la derecha que está a sólo 50 o 100 metros distancia, pues cruza en diagonal desde la izquierda hasta la derecha, da igual que el resto de los coches tengan que quemar rueda con la frenada con tal de no darle un golpe. En los carriles de incorporación sucede lo mismo, hay coches que se incorporan sin hacer el ceda, y los que vengan que frenen. Y como estos ejemplos varios. Como el que para el coche enfrente de la entrada taponando el paso al resto de los coches para que se baje la señora, la suegra, los hijos y con una tranquilidad total y absoluta ahora cojo el bolso, ahora baja un niño, uy que se le olvidó algo adentro, ahora baja el otro niño, el móvil, me despido y cruzo por delante... Y mientras tanto toda la fila de coches pitando como desesperados.

Un bajo o nulo uso de los intermitentes para indicar los giros. Yo he llegado al punto que cuando alguien usa el intermitente me asusto, pienso que va a hacer un movimiento brusco y por eso avisa, porque si simplemente quisiese girar a la derecha lo haría sin poner el intermitente.
 
Las carreteras parecen nuevas, pero nuevo no quiere decir en buenas condiciones. Este fue uno de mis primeros errores en Doha ya que aquí esta premisa no sirve. Un día iba yo totalmente concentrada  la conducción pendiente por si algún conductor le daba por cruzarse por delante, cuando se hundió el coche por un lado a la vez que sonó un boomm... Me quedé totalmente desorientada. Cuando miré por el retrovisor para ver si el coche de atrás se había estampado contra mi, vi un agujero enorme en la carretera. Ese agujero podía haber sido perfectamente un desagüe sin tapa...
 
Toda la ciudad está en obras lo que provoca que el GPS se vuelva loco porque no reconoce la carretera por la que estás circulando. No supone mucho problema cuando te conoces la ciudad, pero cuando eres nuevo y no tienes ni idea de a donde vas puedes entrar en un estado de angustia importante. Y si ya te sabes el camino, mañana puede ser que esté cortado por obras.

La densidad de tráfico que puede hacer perder la paciencia a los más "zen" de la conducción.
 
Así que si bien conducir en Qatar no es la mitad de peligroso que hacerlo en la India, existe unas condiciones peculiares que hacen que la conducción resulte al menos arriesgada y bastante estresante.

Comentarios

  1. NO hace falta irse a Qatar para encontrar gente pitando en cualquier semáforo o rotonda, conductores que te increpan ponque haces las rotondas por fuera y no como un cortapizzas, coches que aunque valgan miles de euros no les "funcionan" los intermitentes ... ains es que la conducción es una jungla, sin tener que ir a la India.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog