Regreso

Hola. Otra vez tenía mi blog olvidado, otra vez dejé de escribir. Como siempre que tengo estos períodos largos en los que desaparezco es porque mi vida, nuestras vidas estaba, sigue estando de hecho, patas arriba.

Contaros que a finales de mayo cancelaron el proyecto a la compañía en la que trabajaba Papacorbata con lo que nuestras expectativas de pasar unos añitos estables en Qatar se volvieron trizas de la noche a la mañana. La incertidumbre una vez llamaba a nuestras puertas. Nuevamente un mes para cerrar una etapa de nuestra vida y pensar qué íbamos a hacer a partir de entonces, cuál sería el siguiente paso.

Algo teníamos claro y era que quedarnos en Qatar a la espera de si salía otro trabajo era inviable, por varias razones entre ellas lo caro que es vivir en Doha y la dificultad para conseguir un nuevo empleo al llevar menos de un año en el país por temas de permiso de residencia. Así que a empacar se dijo.

De momento nos hemos instalado en casa de los abuelos mientras buscamos nuevas alternativas. 

Pero no penséis que nos vinimos de Doha y nos hemos quedado aquí todo el verano, no, no. Eso sería demasiado aburrido para una familia como la nuestra, jajajaj. Así que hemos pasado dos meses de verano en Colombia. La cuestión era que ya teníamos el viaje programado para el mes de julio, como que no había prisa por volver y eso si que algo inaudito, decidimos quedarnos el mes de agosto también. 

Colombia como siempre nos deja cargados de energía.

Ahora los niños han comenzado el cole en España. Ya os contaré como les está yendo a mis pequeños viajeros.

Respecto a mí, no sé que será mañana, pero hoy intento vivir en el presente sin desesperarme, demasiado.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog